Riqueza Natural

Una Varida Riqueza Natural

Honduras cuenta con un enorme potencial para el desarrollo sostenible debido en parte a la variedad de actividades y rubros económicos que permite su geografía y riqueza natural, distribuida a lo largo del territorio y marcando importantes zona de crecimiento.

Montañas, valles, playas, ríos y bosques hacen de Honduras un país multiproductivo, con potencial para las inversiones en una amplia gama de materias primas y servicios.

En Honduras, el 40% del territorio es selva tropical, lo que hace que tengamos una variedad de climas y esto a su vez, facilita la producción agrícola durante todo el año. Al mismo tiempo, la opción a una diversidad de actividades económicas simultáneas como la forestal, minera, industrial y turismo, entre otras.

  • El rubro de los agronegocios representa el 40% del PIB en el país, que cuenta con más de 3.1 millones hectáreas de superficie agrícola cultivable. 
  • En la cálida zona sur, que alcanza temperaturas de 36 y 40 grados, se cosecha una variedad especial de frutas como: melón, sandía, marañón y ciruelas, además de caña de azúcar, camarón y tilapia, que se ubican entre los principales productos de exportación.
  • En la zona norte, en el Atlántico, las tierras son fértiles para la producción de banano, plátano, aceite de palma, rambután y camote, así como para la cría de ganado.
  • En los valles del centro y oriente de Honduras se producen granos, vegetales y frutas de variedad nacional; además de la producción de maderas y la cría de ganado, cerdos y aves.
  • La zona montañosa y la altitud de la zona Occidental, permite la producción de café de gran calidad de reconocimiento mundial.  El sector cafetero involucra a más de 90 mil productores nacionales y es una de las principales fuentes de empleo en el país.
  • El 60% del territorio nacional tiene un potencial minero, un rubro explotado durante años y deja exportaciones anuales por más de 100 millones de dólares en oro, plata, zinc, óxido de hierro y otros materiales.
  • Todo el territorio cuenta una rica diversidad de flora y fauna.  Existen 40 zonas protegidas,  20 parques nacionales y, especialmente, dos lugares que han sido declarados como patrimonio de la humanidad por la UNESCO: Copán y la Biósfera del Río Plátano.
  • La riqueza natural y cultural permite el desarrollo del turismo, una industria en acelerado crecimiento. Sobre todo, porque se tiene acceso a vuelos internacionales en cuatro aeropuertos internacionales y la llegada permanente de cruceros a los muelles. El sector turismo generó más 650 millones de dólares en 2014.  
  • La franja costera en el Atlántico es de 600 millas de playas de arena blanca, la mayor extensión en Centroamérica.   Uno de los puntos de mayor atracción son las Islas de la Bahía, el segundo arrecife coralino del mundo, donde se reciben a millares de turistas cada año de todas partes del mundo y vuelos directos desde Europa.
  • El país cuenta con muchos lugares que atraen al viajero aventurero. Desde excursiones por la jungla y submarinismo, hasta la visita a sus ciudades coloniales y a los antiguos yacimientos mayas y de pueblos indígenas.